No hay mejor herencia que la de una buena educación. No hay mejor guía que la de la asistencia de Allah. No hay mejor comercio que el de la acción correcta. No hay mejor ganancia que la de la recompensa. No hay mejor temor ante Allah que el detenerse ante lo dudoso